Archivo mensual: octubre 2011

Jarabe ideológico a la carta

Foto/Luis Felipe Rojas


Ha acabado de salir a los estanquillos el documento base de la primera conferencia nacional del PCC, convocada para el 28 de enero del 2012. Es el extracto de un manual ni más ni menos, un recetario para levantar el muerto ideológico, ese dinosaurio político que es el comunismo en el siglo 21. Como si fuera una autocritica el documento de marras hace mención al enfrentamiento a las ilegalidades, la corrupción a todos los niveles y el funcionamiento interno de la organización partidista. En poco más de 8 páginas el departamento ideológico del PCC convoca sus miembros a ser creativos, y permitir de una vez y por todas que los dirigentes administrativos cumplan su función primordial: la de echar a andar el país.

A 46 años de refundar sus bases en Cuba, el PCC intenta remover el celebro de sus militantes, les pide, casi de favor a sus dirigentes a todos niveles posibles que atiendan la base, que se hagan confiables entre los militantes de fila y hagan posible que negros y mujeres escalen a algún nivel, con tal de lograr una imagen de no discriminación por motivos de raza, género y pertenencia social. Tal parece que el comité central del PCC se ha sentado a cocer el viejo ropón verde olivo, a embastarlo y reforzar los parches de antaño.
Cuando una organización partidista (única legalmente permitida en el país) se prepara para discutir temas como el ingreso de sus militantes, el funcionamiento interno y la permanencia de los mismos, a casi medio siglo de fundada esté echando por tierra toda la jararacá anterior. Si la dirigencia comunista en la isla se apresta a producir más y liberar sin prejuicio las fuerzas productivas y tuviera en su punto de mira el bienestar social como brújula, tal vez habría una pisca de esperanza en medio del pozo en que nos encontramos, pero las noticias de la isla dicen otra cosa.

El sábado 22 de octubre el ideólogo del PCC, José Ramón Machado Ventura, visitó el municipio de San Germán, en la provincia de Holguín y desde tres días antes las casas de varios identificados “disidentes por el régimen fueron acosadas por militares, policías y oficiales del Ministerio del Interior que dicen ser de la Seguridad del Estado.
El 22 de octubre en la tarde el opositor pacifico Eliecer Palma Pupo fue detenido en mi casa, delante de mis hijos por un fuerte operativo militar compuesto por mas de una decena de efectivos, un jeep de la guardia operativa, y un auto patrulla de la PNR (Policía Nacional Revolucionaria). Lo esposaron a la espalda y lo llevaron al cuartel de operaciones de la policía política, conocida como Pedernales. Al momento de dictar esta nota a mis editores aun no había sido liberado.

Igual hicieron con José Antonio Triguero Mullet, de 68 años de edad quien fue violentado delante de sus nietas pequeñas para ser liberado 4 horas después. La visita de Machado Ventura fue antecedida con la reparación de unos baches en las calles, prestaron una ambulancia al ingenio azucarero que carece de ella así como dos camiones de bomberos traídos desde Holguín. A los obreros del central azucarero los liberaron ese día de sus faenas habituales, los puestos de viandas estatales fueron surtidos como hacía tiempo no sucedía y el pequeño poblado prácticamente se paralizo aquel sábado.
Era el Macondo tropical, la antesala de “un cambio que tiene embelesado a millones de cubanos, dentro y fuera de la isla.

Foto/Luis Felipe Rojas

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Elieser Palma Pupo

Foto/Luis Feliep Rojas


Salió muy joven de su casa a combatir angolanos que disentían del régimen que los gobernaba. Regresó como un héroe, con tres medallas de calamina en el pecho (Internacionalista de Segunda Clase, por la Victoria Cuba-RPA y la de Servicio Distinguido). Después se quedó sin empleo porque reprodujo una frase del imaginario popular que se burlaba de Fidel Castro y su camarilla. Ahí comenzó su verdadera guerra. Marginado de la vida social cubana, atravesó varios obstáculos hasta convertirse en un disidente público.
Elieser Palma Pupo (para leer la entrevista completa entrar en Diario de Cuba
alambradas Luis Felipe Rojas
@alambradas La policia acaba de llevarse al disidente Eliecer Palma Pupo d mi casa por poner “Laura Pollan vive” en la suya sabado 22 de octubre 5.00 pm

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Los chicos de bermellón

Foto/Luis Felipe Rojas


Lo que resta de año amenaza con ser un tiempo difícil para ellos. Muy pronto exprimirán las filas de lo que fue en un tiempo uno de los proyectos más publicitados por Fidel Castro: el Programa de los trabajadores sociales.
Al principio muchas personas desconfiaron de ellos pues fueron utilizados para husmear dentro los hogares cubanos bajo el pretexto de realizar un censo nacional exigiendo datos de quien recibía remesas del exterior, quien tenía una computadora o reparaba un teléfono móvil. Pero los chicos malcriados de la revolución, aquellos que una buena noche sustituyeron a todos los expendedores públicos en las gasolineras cubanas se volvieron demasiado arrogantes, caminaron por nuestras calles con una insolencia muy pocas veces permitida a un grupo social de esa edad y de un día para el otro, después de la venta de algunos televisores, refrigeradores, o ventiladores chinos dejaron por fin de lucir como lo que nunca fueron: trabajadores, y de llevar la etiqueta de sociales.
Una mañana comenzaron a lucir cadenas y sortija de oro comercial, se vistieron con tenis deportivos de marca y toda la baratija que les permitió su mal gusto.
Un número considerable de ellos pudo y logró aprovechar los privilegios de asistir a la universidad y graduarse sin mucho rigor, sin embargo otros vieron frustrada esa ocasión debido a su permanencia en “misiones” fuera de sus lugares de origen encaramados en un camión de cargar caña de azúcar, un bus que recorría el país desde la Habana hasta Guantánamo o supervisando el trasiego de aceite de comer entre una bodega y la otra.
Aunque lentamente se fue apagando su esplendor, hasta hace poco se encargaban de recomendar a alguien para una plaza laboral, una beca o gestionaban una cisterna con agua para una comunidad determinada.
Ahora andan de capa caída y algunos cedieron a la desbandada solicitando su baja y empleándose como choferes por cuenta propia, carpinteros o funcionarios del Ministerio del Interior. En semanas, a más tardar dos meses, el gobierno les reducirá sus filas en un 80 %, según les han informado en reuniones recientes.
Para entonces los veremos de vuelta a casa, sin la mínima ración de aseo personal que les prodigaba su autor intelectual, el rojo de sus camisetas cada vez más desteñido y ya sin ese lema que llevaban como un fusil a la espalda: “más cubano, más humano”

14 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

La nueva cárcel, la nueva escuela


Numerosas instalaciones que desde décadas pasadas se utilizaron como escuelas ahora están siendo utilizadas como centros de retención de fase abierta y cerrada en la oriental provincia de Holguín.
En el municipio de San Germán, algunas escuela de nivel secundario estuvieron hasta hace poco destinadas a albergar penados que laboraban en planes agrícolas que ha establecido el Ministerio del Interior. Otras aún siguen siendo cárceles que aquí el régimen llama de ‘menor severidad’

Desde prisiones de mayor severidad como la Prisión Provincial, Playa Manteca y el Yayal (“Cuba Si”) los reclusos son trasladados a estos centros como parte del cambio de fase. Las escuelas de construcción rústica, han sido reestructuradas para dar albergue a estos internos, pero con la dificultad que están enclavadas o muy cercas de pequeños barrios rurales como Los Naranjos, Sabanilla Norte, y Saín, que constituían las antiguas “colonias cañeras” que a su vez eran parte del macizo bañado por las aguas del extenso Rio Cauto.
Los vecinos de estos barrios han visto como se ha deteriorado la seguridad de los mismos con la proliferación de robos, el aumento de la violencia por riñas entre los sancionados, intentos de acoso, y violaciones.

Estas instituciones acogían a los jóvenes en calidad de ‘becados’ bajo el principio de combinar estudio y trabajo, pero el deterioro de la economía y la inmigración hacia las ciudades trajo consigo un descenso considerable en las matrículas del nivel secundario y medio superior por tanto se redujeron los centros educacionales en el campo.

Con este procedimiento el gobierno cubano ha echado por tierra una de sus premisas fundamentales y que constituyó un lema gritado a los cuatro vientos al inicio del 1959, la de convertir los cuarteles en escuelas.

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Mi casa no es calabozo

Foto/Luis Felipe Rojas


Ese es un principio de los activistas de la resistencia interna en Cuba que en los últimos tiempos han sufrido todo tipo de restricciones cuando van a salir y los gendarmes se aparecen en el umbral de la puerta para darles a escoger “te quedas ahí o vas preso si sales”.
Me lo dijo Yoandris Montoya Avilés desde Bayamo. Cuando intentaron rodearle la casa como de costumbre un día que iba a salir a cumplir con la convocatoria de la marcha nacional. Salió a discutir la arbitraria medida y se lo llevaron a una unidad policial para liberarlo veinticuatro horas después.
En el inicio de la Marcha por la libertad de Cuba, en Baracoa el pasado 12 de septiembre, esa idea estaba entre los puntos principales de todos los que salimos desde nuestras provincias para llegar a Baracoa e iniciar la marcha nacional Boitel Zapata Viven.

Muchos disidentes en todo el país fueron golpeados en esa última jornada y otros hasta juzgados por Desacato y desobediencia debido al acto de no dejarse ver como animales de feria, rodeados y expuestos a la vista de vecinos impávidos que nada pueden responder a las supuestas autoridades. Los casos de Caridad Caballero Batista, Marta Diaz Rondon, Esteban Caballero Sande Francisco Luis Manzanet Ortiz, Annie Carrión Romero e Isael Poveda Silva son ejemplos más que claros de golpizas inmisericordes por plantarse en medio de la calle y decirle que no a la dictadura.
La nueva línea de desobediencia tiene su fundamento en Gandhi, cientos de cubanos la han practicado durante cincuenta y dos años de férreo control de la sociedad civil y ahora toma vuelo nuevamente.
La represión de las huestes del general es contra todos, la noviolencia es un asunto de todos.

10 comentarios

Archivado bajo Uncategorized