Archivo mensual: junio 2011

‘Cubanas tres casos para pensar.’

Este documental lo hice hace algún tiempo y tuve que filmarlo con la única, pequeña cámara fotográfica, que en aquel momentos tenía.
Si la atención los mantiene atados hasta el final verán pedazos de la vida de tres mujeres del oriente de Cuba.
Quise meterme en el hogar de esas mujeres que aunque viven en el campo no tienen la bondad de la vida campestre con agua del rio cerca y la brisa de las montañas. Viven en un oscuro rincón de provincia. En tierra de nadie.
Claro que no es una imagen total de la mujer cubana, yo no me atrevería a eso porque no podría con tanto.
Solo me interesa mostrar lo que este documentalista aficionado ha podido lograr con la plantilla de trabajadores reducida a dos Exilda y yo… porque aunque no lo crean también ‘reordenamos nuestra fuerza laboral’ y ‘reducimos la plantilla’.
Espero que la visión de estas mujeres genere en ustedes alguna opinión, para eso son estas alambradas.

9 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Otra vez los ‘valientes’ contra Jacquelin y Ariel.

Foto/Luis Feliep Rojas

Hace muy poco presenté un post donde se habla de Jacquelin de los golpes que recibió por fuerzas combinadas de la policía política más las turbas amaestradas que se metieron en la casa de ella y su esposo Ariel Arzuaga para llevarse a este último preso y dejarla a ella llena de hematomas y con un brazo fracturado.
Por esa fecha que publiqué el post Ariel estaba preso ya lo acusaban de lo inimaginable. La policía después de atropellarlos a todos en la humilde vivienda tuvo el cinismo de acusar al hombre de que atentó contra los militares y agregarle a la acusación un sin fin de inciso tan absurdos que por respeto a esa familia no voy a repetir porque no creo que decirlas ayude a quitarle de encima los 8 años de cárcel que debían decretarle este 24 de junio en Bayamo por parte de eso que en Cuba llaman ‘tribunales municipales’.
A las cuatro de la tarde intenté saber por teléfono como había sido la farsa llamada juicio y nadie de la familia me respondió, después de mil averiguaciones hable por fin con Yoandri Montoya quien me dijo “Si, hoy fue el juicio pero no pudimos llegar al tribunal porque la policía rodeó el lugar y a todos los que intentaban llegar los detenían. Ya terminó el juicio y no sabemos por fin cuanto le decretaron a Ariel porque toda la familia fue arrestada así que te puedes imaginar hasta donde la injusticia caló que la familia completa inició una protesta y con ellos también se ensaño el cuerpo represivo.
Todos en esa familia están presos.
-Bueno al menos la esposa … le dije. No la esposa está detenida pero desde hoy si no desde el lunes en Santiago de Cuba. Cuando iba para allá a prestarle apoyo y solidaridad a la familia de Jorge Cervantes que realiza huelga de hambre la apresaron junto a otras mujeres y esta es la fecha que no las han liberado. Me dijeron que parece que como las golpearon tanto no las liberan porque la policía está esperando que se le bajen los moretones y golpeaduras.
Cuando pueda hablar con Jacquelin les dejare saber más pero no podía hoy pasar por alto que durante esta semana la injusticia y la cobardía de los soldados de la dictadura campea por acá.

7 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Con dos intolerantes basta.

Esta vez prefiero que mis lectores lean lo escrito por mi a pocos minutos de terminar el programa ‘Con dos que se quieran basta’ y que  diariodecuba aceptara publicar en su página digital.

http://www.diariodecuba.com/opinion/5435-con-dos-intolerantes-basta

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

En tiempos revueltos ganancia para oportunistas.

Foto/Luis Felipe Rojas

Rolando Rodriguez Lobaina es mi amigo, haberse negado a abandonar Cuba hace unos meses atrás   ha hecho que sobre él se hayan instalado peligros insospechados, hace unos dias recibí esta nota escrita por él y la quiero compartir con mis lectores.
“Repasaba en mi mente en estos días el camino recorrido contra la dictadura castrista junto a mi hermano Néstor. No fueron pocas las acciones cívicas iniciadas por ambos aquí en Cuba contra el totalitarismo
La última acción civilista en la que ambos participaríamos fue la campaña denominada ¿Qué son los derechos humanos?, correspondiente al Día Mundial de los Derechos Humanos celebrada el 10 de diciembre del año 2010. Pero el día antes mi hermano fue llevado a prisión en una estrategia de la policía política para forzarlo a salir del país, como ocurrió finalmente el 7 de abril del 2011.
Entrelazando ese evento con mi realidad recuerdo que en esa fecha de diciembre también fue detenido Eriberto Liranza Romero que ya era el presidente del movimiento cubano Jóvenes por la democracia en sustitución de mi hermano Néstor. Me conóo Eriberto que en esos días el Jefe de la Sección 21 de la seguridad del estado en La Habana le aseguró que mi hermano y yo iríamos a prisión. Como bien ocurrió meses después, el 16 de marzo de 2011 fui detenido en la carretera Guantánamo Baracoa por la policía nacional y conducido a un cuartel militar y trasladado al centro de interrogatorio de la seguridad del estado en la provincia donde me tuvieron preso tres días.
Al mismo tiempo que yo era confinado en una celda un aparatoso registro domiciliario con técnicas modernas de búsquedas ocurría en el hogar de mi madre en Baracoa, dirigido por el Delegado del MININT, máxima instancia del cuerpo en la provincia. El objetivo: capturar un sistema de antena satelital para conexión a internet que había estado por meses tirado en un rincón de la casa de mi mama y que nunca usé porque le faltaban piezas y además no sabía operarlo. Por eso me decían que me acusarían de espionaje y otra sarta de detalles incisos “legales’ por la propia policía cuando quiere enredarlo a uno en cualquier asunto.

Fui liberado bajo la condición de que continuarían las investigaciones contra mí y que podría ser procesado y que iría a prisión. En aquel momento no entendí pero días después sí, cuando pude ver que todo era un ardid para que yo abandonara el país, condición que rehusé.
Por aquellos días mi hermano Néstor preso e incomunicado esperaba salir del país con su familia y me permitieron una visita. Ahí supe que la policía y el G-2 lo presionaba para que me convenciera de que aceptara unirme al grupo de familiares que saldrían de Cuba rumbo a España. Mi hermano me ratificó que la policía política le había prometido a él que yo cumpliría largos de cárcel si no me iba del país.
En la visita que se me concedió con mis familiares en La Habana, previo al viaje-destierro de Néstor, los mismos fueron objetados y presionados para que me convencieran de que debía “montarme” en ese vuelo con ellos. Las palabras usadas por los uniformados textualmente fueron: “lo haremos tierra”.
Pero cometí el “pecado” de renunciar a la propuesta, pensar un poco más en que es necesario que se queden rebeldes acá que le hagan la vida imposible al totalitarismo.
Como no me voy del país y el régimen tiene puesto aparentemente un bozal con el tema de la prisión a opositores, la lógica indica que el camino a recorrer es el de la destrucción moral, psicológica y física de mi persona, así como lo ha hecho con el país, la vida y la esperanza de los cubanos todos. Estoy convencido que no soy el único.
Para ello utiliza cualquiera de las formas posible, no importa si sea disfrazando “opositores” que me ataquen o cuestionen para ganarse una tarjeta blanca que les permita salir del país o enviando delincuentes que de alguna manera me compliquen con cualquier asuntos para buscar la justificación que la policía política necesita para meterme por cualquier cosa en presión
He recibido en estos días llamadas de hostigamiento, mensajes oprobiosos, amenazas de agresión física u otros no menos alarmantes de elementos de procedencia dudosa mezclados con la oposición. Como si quisieran traer de vuelta la etapa del bonchismo vivido en las universidades de los años 40 del siglo pasado.
Yo a estas alturas de las provocaciones sé que enfrento un enemigo capaz de reducir a cenizas a cualquiera.
Sé que el régimen no las tiene en buenas con el pueblo y si persigue limpiar el escenario político en la isla debe saber que no será conmigo, supongo que hayan tenido en cuenta a los delincuentes que incluyeron en la lista de los deportados a España como prisionero políticos para enlodar ante la opinión pública nacional e internacional la imagen de los presos políticos, las razones de la lucha del pueblo cubano y del movimiento cívico de más de 20 años de lucha por la libertad. O quizás esos otros aquí en mi pueblo que con pertenencia a la oposición se prestan para colaborar con las fuerzas de la represión porque espera la dádiva de una tarjeta blanca o permiso de salida del país y se acogen al refrán “a río revuelto ganancia para los pescadores”.
No es la primera vez que se usa la campaña denigrante para enervar la opinión de las bases legales de nuestra causa, ya sea con el tema del mal manejo de los fondos de ayuda a la democracia en la isla u otro ardid malintencionado. Yo denuncio a ETECSA, empresa dirigida nada más y nada menos que por Ramiro Valdés, hombre fuerte de los Castro para controlar las comunicaciones y la INTERNET del país. También cómplice en el robo de 5 celulares de mi propiedad, efectuado por la policía política contra mí porque ha considerado que es objeto de estudio en los laboratorios de criminalística.

Siempre he dicho que nosotros los cubanos, de adentro y afuera, vamos a arreglar la nación, pero hay que empezar desde ahora. Por eso hay que revisar cómo hacer más efectiva nuestra lucha sin desviar la atención de los pilares que mueven la sociedad, quizás hasta el programa de refugiados debiera ser una opción para que no sea un trampolín de desalmados, con el respeto de todos los perseguidos políticos. Yo no me olvido que soy uno de ellos.
Ahora más que nunca se juegan variables determinantes para el futuro de Cuba, y no será con paternalismo y romanticismo dietético que lograremos darle al pueblo su libertad. Está claro que el régimen, apuesta todo en disminuir las confrontaciones en las calles entre la oposición y las fuerzas represoras. No lo hará acorralando mi activismo, centrado éste en la responsabilidad con mi gente.
Les recuerdo a mis enemigos que la causa libertaria en la isla está arraigada en el fundamento que la engendró, en todas las muertes fecundas que hicieron posible que esa semilla germinara a generaciones futuras, erguidas sobre la moral de Varela, Martí, José Antonio Echeverría, Boitel, Zapata, Soto.
De otros tantos como Fariñas, Antúnez, Liranza, Sara Marta, Caridad Caballero, Martha Díaz Rondón y muchos imposible de mencionar en este pedazo de resistencia cívica, llamado mundo digital, procedentes de la clase más humilde de la sociedad.
Eso sí, si algo me pasa, solo el régimen cubano es responsable. Para esos que andan calculando la dirección del viento que le favorezca, ¡que se aparten! Mientras, es preciso que todos ayudemos a concientizar el peso de la lucha por la democracia en la isla.”

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Un amigo me hizo llegar esta carta y una foto de Harol Brito


“Al morir Harol Brito Parra tenía solo 38 años. 16 los había pasado en prisión por desacato al Comandante en Jefe, atentado, resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad. La seguridad del estado comenzó a investigarlo cuando solo tenía 13 años por ‘diversionismo ideológico’. Mientras, cumplía una sanción por un supuesto robo con violencia en la cárcel provincial El Típico de Las Tunas, murió esposado en una sala en el hospital Che Guevara a la 1:30 pm del 12 de febrero del 2011”.

Carta desde el infierno Por: Harol Brito Parra.

26 de enero del 2011 “Yo, recluso Harol Brito Parra, recluido en la celda # 4 del pasillo H del destacamento #15 de la prisión provincial de Las Tunas, con número de C.U 35166 por perseguido pacifista político que de niño me proclamé enemigo de la tiranía Castrista que durante 52 años ha aplastado y subyugado a nuestro pueblo cubano, matando, torturando, aterrorizando sin la más mínima gota de escrúpulos.”

“Nos encarcelan, nos desaparecen, nos humillan, nos ultrajan, y pienso que no hay palabras para explicar tanto crimen. Y las naciones, los gobiernos y toda la humanidad de la tierra nada hacen para acabar con tanto dolor y tanto sufrimiento.”

“Tengo 39 años de edad, los he vivido en prisión, 14 aproximadamente en prisiones de máxima seguridad y solo 2 en prisiones de trabajo forzado, llenas de condiciones infrahumanas para vivirlas, abarrotadas de enfermedades como el V.I.H.-SIDA, tuberculosis, bronquitis, lectospiroxis, bronconeumonías, hambrunas, ratones, cucarachas, chinchas, garrapatas, y Dios sabe que es verdad.”

“Las cárceles de la tiranía Castrista son el infierno terrenal. Nos quitan los medicamentos y encima de eso nos quitan la atención médica para regalársela a los compinches terroristas de los Castros de muchos países del mundo.
“Y no hay peor ciego que el que no quiere ver. Y ni las naciones, ni el mundo quieren ver el sufrimiento del pueblo de Cuba. Y no me manifiesto sin hechos y sin pruebas. He sido víctima de todo cuanto digo y de mucho más. No pretendo hablar mentiras, tengo pruebas para probar la verdad de lo que ha sido mi vida y de todo lo que digo.”

“En el año 1996, estando preso en las celdas de castigo del destacamento # 47 del Combinado del Este en Ciudad de La Habana, me enfermé por la humedad y por las condiciones infrahumanas de vida de bronconeumonía haciendo un derrame plural en el pulmón izquierdo, y estoy convencido de que solo Dios pudo haberme salvado, digo, si es verdad cuando los médicos dijeron que milagrosamente estaba bien y que el líquido que se había alojado en el pulmón izquierdo y las costillas había desaparecido inyectándome y dándome a tomar antibióticos.
“Después de esa enfermedad no mejoró mi salud, pues jamás alcancé mi peso corporal y mi cuerpo ha vivido enfermo hasta más de donde alcanzan las palabras para explicarlo, al punto de que el año pasado en abril casi me muero. Mejor dicho hicieron todo lo posible por dejarme morir”

“Gracias, primero que todo a Dios, por la voluntad de él muchos miembros de los partidos opositores y muchos periodistas independientes, logramos que no me dejaran morir: José Daniel Ferrer, (Papito), Caridad Caballero, Juan Carlos González Leyva, Alberto Méndez Castelló, Ana Belkis Ferrer, Roberto de Jesús, y muchas personas y varias iglesias de mi pueblo (Puerto Padre), mencionando a la Católica oraron por mi salud, me brindaron pan y medicinas, algo que también hizo la iglesia ‘Los pinos nuevos’, a la que asiste mi madre y se congrega con sus hermanos en Cristo Jesús.”
“Cuando los médicos se dignaron a atenderme por tantas razones y cuando a los guardias no les quedó otra alternativa que los médicos dieran una respuesta por tanta presión, entonces no pudieron darse el gusto de verme morir gota a gota.
“Tenía un tumor inmenso en la garganta y una tuberculosis ganglionar generalizada por todos mis órganos y por todo mi cuerpo. Y no les quedó más alternativa que aislarme y darme medicamentos”

“Estoy haciendo una carta para denunciar al mundo que los medicamentos que me dieron no curaron mi enfermedad. Me tomé las 100 dosis que me dieron durante un período de 6 y 20 días, 60 dosis de 14 pastillas un día tras otro, y 40 dosis de 7 pastillas lunes y jueves durante 4 meses y 20 días. No rechacé ni una vez las medicinas. Me tomé las pastillas los días que me las dieron tal como si hubieran sido preciosos brillantes. Y NO MIENTO CON ESTO QUE VOY A DECIR, ME DIERON EL ALTA SIN AÚN ESTAR SANO.
“El 4 de noviembre me dijeron los neumólogos que me llevaban para la cárcel. Después que me dieran la última dosis, que específicamente me correspondía la última dosis.”

“Desde ese día estoy en la prisión provincial de Las Tunas, viviendo en condiciones verdaderamente infrahumanas. He dicho que estoy bien a mi familia, a mis hermanos opositores, a los periodistas independientes, a mis amistades y a todos, he dicho que estoy bien a todos, creyendo en Dios, confiando en que lo estoy e intentando que los que me quieran no sufran. Pero todo tiene su tiempo y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Llegó el momento y el valor para proclamarle al mundo que estoy muriendo gota a gota por mis enfermedades pulmonares y ni el consejo de dirección de la prisión ni los miembros de salud de la cárcel hacen lo correcto y me dejan morir. En el mes de diciembre por reclamaciones mías logré que me hicieran dos esputos y una placa. La noticia del resultado de los esputos no me la dieron ni tampoco a mi familia. ¿Por qué esconden los resultados? La placa apareció en un cajón de los miles que hay en una prisión. Pero no como algo que guardaron, sino como algo que escondieron”.
“Gracias a Dios yo estaba en el lugar y en el momento que lo sacaron, pues gracias a Dios yo sabía donde lo escondían. ¿Por qué no la mandaron a un neumólogo y la escondieron donde estaba? ¿Por qué la esconden?
Por favor, que alguien en la tierra, después de saber esta, mi situación, interceda para no morir gota a gota, tal como se lo propone la dictadura Castrista.”

22 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Un día no vuelven más

Foto/Luis Felipe Rojas

El auto frenó aparatosamente y se interpuso ante los cuatros individuos vestidos de ropa civil, al momento llegaron dos vehículos más y cargaron con una mujer y otro hombre. Nadie protestó, todos quedaron atónitos ante la detención, los detenidos gritaban consignas contra el gobierno, pero nadie atinaba a sumarse a la protesta o lo que ante los ojos de todo el mundo no parecía más que un secuestro.
La escena me la contó un vecino del barrio “Hilda Torres”, en la ciudad de Holguín. Los detenidos eran activistas de Derechos Humanos que protestaban en Mayo pasado por las actuaciones del gobierno contra sus correligionarios en el centro del país.
‘Un solo muchacho protestó y cargaron con él’, me dijo unos días después Fidel García Roldán, expreso político y una víctima de aquel secuestro.
De un tiempo a este se vienen observando cambios en el proceder de la policía política en varias regiones del país. A Caridad Caballero Batista y Mari Blanca Ávila las encerraron en un auto y las golpearon de manera salvaje, según testimonios ofrecidos a este bloguer. José A. Triguero Mulet fue llevado a una “casa de seguridad” en el municipio Mayarí en el año 2010 y durante le tiempo que lo retuvieron allí nadie de la familia supo de él. El periodista Alberto Méndez Castelló fue sacado de la parcela en que trabajaba en Puerto Padre y llevado un par de horas, ‘encapuchado’, según dijo ‘a una confortable habitación de hotel para allí ser advertido’.
La misma Caridad Caballero    fue encerrada en una minúscula celda de la policía en San Germán por tres días. Su hijo, menor de edad, permaneció solo en casa y sin respuesta de las autoridades. Varios amigos desde el exterior llamaron al teléfono +5324381323 , Carpeta de la unidad policial y los remitieron al +5324380480 , según afirmaron es la oficina del Delegado del MININT. En todos los casos los oficiales juraban que allí no había ‘ninguna Caridad Caballero’.
En febrero de 2008, un Lada verde frenó en la puerta de mi casa y el conductor, que dijo llamarse Douglas y ser 1er oficial de Enfrentamiento al enemigo en la provincia le aseguró a mi esposa que me llevarían a la gendarmería local, pero giró en la primera esquina y fui a dar al Cuartel de Operaciones del G2. Mi familia esperó horas frente a la unidad hasta que un oficial despistado les aseguró que me habían llevado a Holguín.
Ahora las fuerzas represivas han alternado entre las patadas y los piñazos algunos sustos familiares. Ese brusco giro hacia lo que en la Centroamérica de los años ’80 se conocía como las ‘desapariciones’, hoy lleva la injuria de quienes no nos creen.
No ingresan nuestros nombres e identidades en los infolios de Control Penal, nunca aparecemos como detenidos y tanto los oficiales operativos del G2, instructores policiales y juristas de la Fiscalía Militar aseguran, apoltronados sobre el código Penal y la Constitución de la República de Cuba que ‘no necesitamos citaciones para llevarlos detenidos’. ‘No tenemos que inscribirlos en el libro de detenidos’, me aseguró el 4 de agosto de 2010 Juan Carlos Laborde, Fiscal de asuntos del Ministerio del Interior de la Fiscalía Militar de Holguín, sito Martí y Narciso López. ¿Verdad, capitán Laborde, que usted me afirmó que ahí se daban respuestas positivas al PUEBLO? “Y tú no eres del PUEBLO”, según me dijo delante de otro fiscal castrense”
Las unidades policiales cubanas son un reservorio de gente que mira con rencor a los detenidos que gritan consignas contra la dictadura. Mientras uno está sentado en los bancos del salón de espera, los funcionarios de azul te miran con el rabillo del ojo intentado identificarte con algún atraco o violación de las normas, pero esas pretensiones se les desvanecen cuando los hombrecitos de civil del G2 se hacen cargo de nosotros. Entonces nos convertimos en comida de ‘pejes más gordos’

Foto tomada del Foro Cubanacan Press

.

8 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Quitarse el corsé

Foto/Luis Felipe Rojas


Corren los días y las semanas y la gente espera un milagro. El Buró Político del Partido Comunista de Cuba está extasiado ante el espejo, su maquillaje debe quedar perfecto, cincuenta y dos años de arrugas no son cosa fácil de enmascarar.
La función ha comenzado, el público aplaude a rabiar, pero la actriz principal no sale a escena. Los falsetes de ensayo quedaron tras bambalinas. Con las entradas agotadas uno sospecha que será una noche larga y terrible en este gran teatro donde han prometido maravillas y el desastre asoma por cada grieta del viejo edificio.
Muchos buscaron desaforados la resolución de los lineamientos a ver si encontraban algún viso de consuelo, pero nada puede hacerse en medio de discursos hieráticos, inmovilismos medievales. Los lineamientos 278 y 286, referidos a la flexibilización para la permuta, arriendo y compraventa de casas, y la compraventa de medios automotores entre particulares son de los más buscados y ahora esperados. Al fin el esclavo puede vender su conuco, al fin el ciudadano común puede vender su motocicleta que trajo hace más de treinta años de la antigua Alemania Oriental o Checoslovaquia, algo que algunos ven como un permiso para respirar, pestañar o dormir cuando se está cansado.
A pesar de que los medios de difusión (o difamación, como dice un amigo mío) masiva publican, cada día reportan los supuestos debates que sólo sus periodistas escuchan, el supuesto apoyo público a tales medidas, nada se dice de eliminar imposiciones tan claras y absurdas como el permiso de entrada y salida del país para un numeroso grupo de cubanos que mal encajan en el coro uniforme que el aparato ideológico comunista exhibe a voz en cuello. Como si dicho trasiego humano no reportara pingües ganancias para el único amo.
Aún con los aires que parecen soplar, los cubanitos del barrio continúan devolviendo sus permisos para laborar por cuenta propia. La sequía azota a la región oriental del país impide el ciclo de siembra, recolección, venta y ganancias que muchos agricultores esperaban para esta etapa del año y los fiscalizadores de la vida social aprietan la mano, aumentan las multas y los apremios.

10 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Contra la homofobia Vs las consignas

Foto/Luis Felipe Rojas


Llevo días esperando a ver si la prensa oficial pone una nota, un adelanto, a ver si barajan el hecho de que la señora Mariela Castro estuvo en Santiago de Cuba como parte de la jornada Cubana contra la homofobia.
Como este no es un blog de noticias, y aunque así lo fuera no tengo la posibilidad de cubrir al instante un montón de sucesos que me rodean, he tenido que esperar.
El 17 de Mayo,fecha en que en Cuba se celebra el Día del campesino, se hizo una feria gigante en Santiago de Cuba donde se distribuyeron artículos de suvenir, poster y folletos alusivos al tema de la homofobia.
La señora Mariela Castro, con un séquito de especialistas del SENESEX presidió las actividades. En la emblemática Plaza de Marte, cuartel general de las peñas de beisbol (nada más machista) se desplegaron pancartas, se entonaron cantos y aquellas personas que de algún modo se han visto excluidas o señaladas por su preferencia sexual tuvieron unas horas de asueto.
Sin embargo la jornada no tuvo eco en la prensa oficial. No fueron pocos los que con cara de asombro vieron aquella variopinta multitud, excitada y al amparo de la hija del General-Presidente.
Las claves de la discordia por tanta alharaca parecen estar en que la Señora Castro (Mariela) lanza disparos al aire, alude sin señalar propiamente a quienes implementaron de manera oficial los peores actos homofóbicos en la historia de la nación. Claro está, que para ello tendría que preguntarle a sus cabezas de familia ¿por qué tanta intolerancia?
De momento es como si estuviera reclamándole a las banderas, a los palos del monte el origen de tanto odio inculcado contra gays y lesbianas en Cuba.
Comparto con ustedes una foto de ella y otras que sus guardias de corps me permitieron. Había un mal ambiente increíble con tanta gente riendo, como en una feria, asombrados mientras ‘la niña de papá’ se pasea por la isla ensayando una consigna que pronto la gente olvidará.
Lo que habría que contrarrestar es la intolerancia, pero hacia todas las preferencias, ya sean sexuales, alimenticias, de vestir, económicas, deportivas, medioambientales, políticas? ¿Políticas escribí? No, debo de estar soñando, la Señora Castro (Mariela) no llegaría a tanto.

Foto/Luis Felipe Rojas

15 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Los perseguidores (sin otros relatos)

Foto/Luis Felipe Rojas

Espero que los que tengan alguna dificultad con leer a Julio Cortázar por sus inclinaciones izquierdistas, me perdonen esta cita. El genial argentino letrado se empina por sobre sus carencias afectivas (su relación con regímenes dictatoriales como le sucedió con el gobierno castrista o nicaragüense de Daniel Ortega no anula su genialidad para la ficción).
Hace tiempo quería mostrarles las caras de mis ‘perseguidores’, mis captores, los hombres que vestidos de odio hacia mis discrepancias con el régimen comunista han venido a mi casa envalentonados por la compañía de la poli y me han encerrado por horas en la gendarmería local.
Aquí están de cuerpo presente, con sus nombres reales, otros sin los apellidos (ya los averiguaré), pero todos posando para el barrio que los vió vigilar durante tres días (23, 24 y 25 de Mayo) a un escritor, un artista, un periodista independiente que hace tiempo se olvidó de las fronteras genéricas para relatar la vida de ahora mismo.
Mis relatos, poemas, los documentales y los breves ensayos que hace un par de años compilo como resultado de mis lecturas (torcidas, libérrimas, ¿y qué?) son esa visión que dejaré a mis hijos y que ahora les regalo a ustedes. Esta es una manera también de la Protesta proactiva: exponer al represor a la vista de todos.
La indicación de algunos del mundo intelectual más cercano es que me quede en casa haciendo versos. Y lo hago, solo que de vez en vez. El documental “¿Por qué me golpeas?, sobre el acto de barbarie practicado a Alberto Lairo Castro en Holguín, ha hecho que me sigan los pasos más de cerca. La detención en el poblado de Vázquez, Las Tunas, el pasado sábado 21 de Mayo era para verificar los planos y las fotos fijas que tomé con mi cámara. La orden dada por un responsable de Brigada de Respuesta Rápida local de que me quiten o rompan el móvil o cualquier dispositivo digital cuando me vean haciendo mi trabajo, no viene sino a reafirmar la reacción de siempre, impedir la libertad de expresión.
Cuando junto estas notas y fotos hoy 25 de Mayo han arrastrado ya y golpeado a Juan Carlos Reyes Ocaña, un activista del Proyecto Varela en Holguín y detuvieron otra vez a Caridad Caballero Batista junto a su esposo Esteban Sande Suárez. Las casas de varios defensores más continúan cercadas por la policía para impedir reuniones de clausura de la Jornada Boitel-Zapata.
Los cacerolazos del día 13 de este mes cuando comenzaron las conmemoraciones y los gritos que dimos dando vivas a los Derechos Humanos y pidiendo libertad, atención médica eficiente, agua y transporte digno para todo el pueblo, no han hecho que nuestros vecinos se sumen a la lucha, pero son una muestra de qué pueden pedir sin miedo, sin compromisos ideológicos y por ellos mismos, sin filiaciones impuestas o apremiantes.
Han aparecido por estos días las declaraciones de un par de integrantes de la jerarquía católica cubana en Uruguay, en ellas dejan ver que hay algunos cambios en la mentalidad ¿del régimen o su feligresía? Con la venia de sus señorías, los casi dos centenares de detenciones entre el 23 de febrero último (aniversario de la muerte de O. Zapata Tamayo) y este 25 de Mayo, desdicen de tales aseveraciones.
Machado Ventura, ideólogo principal del Politburó, anda por las provincias exigiendo se cumplan cuanto antes los acuerdos del recién finalizado congreso comunista. Les ha demandado ‘un cambio de mentalidad’ y unos cuantos cubanos, garrote en mano y con los vituperios en la punta de la lengua se aprestan a complacerlo.

17 comentarios

Archivado bajo Uncategorized