Archivo mensual: marzo 2011

Murillo, el ministro sin cabeza


La reciente destitución del ministro de economía Marino Murillo parece confirmar la teoría del chivo expiatorio, de esa infinita noche de cuchillos largos para todo el que esté en el poder o que camine alrededor del poder.
Murillo fue la cara que usó la tiranía castrista para exponer su versión de los desempleos masivos que se llevarían a cabo este año, pero necesitaban eso: explorar y si no resultaba pues al diablo con los experimentos. Por ahora la primera cabeza que ha rodado es la de este después que el mismo presidente Raúl Castro aclarara en público que el decreto de disponibilidad de la fuerza laboral no debería ser inflexible.
A finales de diciembre de 2010 fue congratulado con una estancia de más de una semana en el polo turístico de Gualdalavaca, en la costa norte de la provincia Holguín, zona negada al los comunes y corrientes mortales de este país pero abierta siempre a ministros, generales con familia y a extranjeros.
Pero unos días antes Murillo había hablado ante las cámaras y micrófonos de la televisión nacional pidiendo un ajuste en los gastos a nivel de hogar, les había pedido apretarse los pantalones una vez más porque venía una racionalización de puestos de trabajo de un millón de cubanos y habría que jugárselas todas con la idoneidad. Sin embargo una cosa pensó el borracho y otra los que venden las bebidas alcohólicas. Murillo fue autorizado a pasarse unos días en un hotel de lujo en Gualdalavaca con veinte familiares de acompañante. En menos de cuarenta y ocho horas medio Holguín sabia de cuanto gastaron, de gustos y preferencias de cada uno de los familiares y amigos que acompañaban al flamante ministro de economía, sucesor del finado Carlos Lage. Y claro sorprendió mucho ver en ese derroche a quien unos días antes habló al país de apretarse el pantalón.
Como la prensa cubana no publica razones cuando sustituye a alguien los de a pie en este territorio hemos tenido que conformarnos con los datos que algunos que trabajan en las instalaciones hoteleras vieron o escucharon. La cifra situada al final del cheque que cerraron los visitantes antes de regresar a la Habana es elevadísima aseguran los que trabajan allí.
Otros cuentan que ciertos comunistas de rango y con responsabilidad en el hotel se quejaron a la Habana por lo elevado de la cifra de gastos de Murillo y su pandilla pero recibieron la callada por respuesta y es que desde la última cuadrilla del niñito Elián y sus familiares y amiguitos de la escuela no se había visto otro derroche así.
Ahora a esperar a ver qué jugada hará desde el nuevo puesto al lado del general presidente donde según dijo la nota, lo asesorará en varios asuntos, entre ellos ‘los económicos’. Lo que me hace suponer que como ministro no tendrá cabeza pero como asesor sí tendrá las dos manos para meterlas en el bolsillo de papa estado y saquear a su gusto. Y no pasa nada!

13 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Amigos que permanecen

Foto/Luis Felipe Rojas


Conocí a José A. Triguero Mulet en una acalorada discusión cotidiana sobre política. Hombre de casi setenta años es un empedernido amante de la libertad. Escribo estas notas después que me entregara un escrito con algunas de las humillaciones por las que ha pasado por atreverse a gritarle cuatro verdades a los militares que mal gobiernan mi país. De allí tomé estos trozos que son un testimonio vivo, no hago sino trasladar sus pesares y esperanzas:
“El 29 de Julio de 2004 fui detenido en San Germán y durante dos horas interrogado y amenazado por el Capitán S.E. Abel Ramírez y el Myr. Parra de la S.E. Holguín. A partir de ahí comenzó el acoso tanto por teléfono como personal, tanto a mí como a mi familia.
“El 10-09-2004 fui acosado en plena calle por el Capitán. S.E. Abel por participar en una vigilia en San Germán.
“El 19-10-2004 las 09:00 pm intento de atropello por un auto y al evadirme sufrí fractura en un dedo y contusiones y heridas en la mano izquierda.
“El 15-03-2004 se presentaron en mi casa los primeros tenientes Wilmer Sarmiento y José Hidalgo y un suboficial de la S.E. que no se identificó y dos testigos del barrio nombradas Yolanda Mompel y Odalis Velázquez con el pretexto de participar en un registro buscando artículos para vender ilícitamente, por supuesto, al no encontrar nada, “descubrieron” sus verdaderas intenciones que eran desmantelarme la biblioteca independiente, confiscando no solo la literatura política prohibida sino todo lo que pudiera estar escrito para atacar la dictadura cubana, así como dos radios portátiles y una máquina de escribir vieja. La vivienda de mi hija mayor también fue registrada donde se portaron groseramente, montaron todo en un jeep y me llevaron para la unidad de la P.N.R. No devolvieron nada ni me dieron copia del acta de confiscación, estando detenido por 8 horas.
(…)
“El 17-06-2006 cuando me dirigía a la ciudad de Holguín a las 08:30am fue detenido el transporte donde viajaba a la entrada de la ciudad por un Capitán, el cual subió a la parte donde íbamos los pasajeros y se dirigió a mí directamente pidiéndome el carnet de identidad y que lo acompañara abajo con mi mochila. Cuando llegamos al sector de la P.N.R. aparte del Cap que me condujo ya estaban el Tte .Crnel Enrique y el My Leonides Licea, ambos de la S.E., un policía viejo nombrado Emilio, apodado “YUCA AMARGA”y cinco uniformados más, en total nueve perros de presa prestos a saltar sobre mi dentro de la pequeña oficina en que nos encontrábamos. Me arrebataron la mochila detectando un doble forro, detectando documentos del P.L.C. que llevaba para ser enviado para la dirección del Partido Liberal de Cuba en La Habana. Esto fue el detonante para que todos aquellos esbirros la emprendieran contra mí, con los epítetos más humillantes y ofensivos que se le puedan decir a un hombre, no bastándoles y amparados por la fuerza y la impunidad se abalanzaron sobre mi cuerpo tembloroso y con la presión arterial por las nubes, quitándome toda la ropa a la fuerza y ya desnudo me obligaron a hacer una cuclilla con el objetivo, supongo yo, de cerciorarse de que no llevaba nada escondido detrás de los genitales, cuando temblando de indignación y por qué no decirlo, de miedo, pude vestirme, me percaté que sangraba por la nariz y me dolía el ojo derecho, pues al parecer en el forcejeo uno de ellos me golpeó, con o sin intención uno de ellos con un anillo me hizo una herida en la nariz y me golpeó el ojo, al parecer se asustaron cuando vieron la sangre y me dejaron marchar no sin antes y en tono amenazante decirme que ya yo estaba viejo y que una cárcel no iba a serme fácil.
(…)
“El 3 de febrero del 2010 como a las 17:00pm un grupo de opositores de las provincias orientales y Camagüey fuimos salvajemente golpeados, incluidas 8 mujeres ; en mi caso recibí un fuerte golpe en la cervical y una patada en la parte trasera de la pierna izquierda por parte de la policía política, todos vestidos de civil y funcionarios civiles, al frente de estos iba el primer secretario del P.C.C. de la provincia de Camagüey Julio César Rodríguez García , así como el jefe de prisiones de la provincia, el Tte Cnel Bombino cuando realizábamos un acto de solidaridad a los reclamos del preso de conciencia y del grupo de los 75 de la primavera negra del 2003 “Orlando Zapata Tamayo.
“Espero que este testimonio sirva a los lectores para demostrarles que sin lugar a dudas toda la isla de Cuba es una gran prisión en la que algunos hermanos han sido juzgados sumariamente y encarcelados en cientos de pequeñas cárceles alejados de sus seres queridos”
Es el testimonio de Triguero, una verdad como un árbol plantado en medio del monte. José A. Triguero Mulet es coordinador para las provincias orientales del Partido Liberal de Cuba y uno de los cuatro miembros de la Secretaría de Derechos Humanos de la Alianza Democrática Oriental, que cada semestre entrega un informe parcial de violaciones cometidas en esta región.
J.A.T.M. reside en Ave. 29, No. 1806, e/ 18 y 20. San Germán, Holguín, Cuba, y su teléfono es (53) 24381594.

12 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Yoandris Gutiérrez Vargas: ‘caminar los laberintos del infierno’

Foto/Luis Felipe Rojas

Para Rosi de Cuba, ella sabe.
Era domingo, y entre el calor sofocante y la lentitud del camión que me conducía de Santiago de Cuba a Las Tunas, preferí bajarme en Bayamo, ese pedazo de tierra que nos legaran nuestros ancestros como símbolo de rebeldía y cuna de ardores patrios. Me tomé un bebida refrescante, un ‘Prú Oriental’, una especie de refresco hecho a base de raíces fermentadas y me fui hasta la casa de Yoandris. Hace tiempo quería cazarle un montón de palabras, que me contara de sus experiencias carcelarias y como opositor hoy en libertad.
“En el año 2006 mi abuelo Manuel Gutiérrez, regresó a Cuba para ver a su familia y a los pocos días de estar aquí fue conducido por oficiales de la policía política para un hotel del polo turístico de Guardalavaca, en la provincia Holguín. El argumento que le dieron fue que el Señor Fidel Castro vendría de visita a Bayamo para la celebración de esa fecha infausta que es el 26 de Julio, un día en que murieron tantos cubanos de uno y otro bando. A mi abuelo lo ubicaron en Holguín y tuvo que pagarse el hospedaje obligatorio de la reclusión a que lo sometieron. Tuvo que gastar el poco dinero que trajo de los Estados Unidos, ya que él es un hombre jubilado.”
“Como en esos días estaban repartiendo banderitas para supuestamente adornar las calles, yo tomé una de las que me dejaron por debajo de la puerta y le pinté las franjas blancas de negro en señal de luto. Entonces le pinté un 75 en referencia a los presos de la Primavera Negra. La puse en el arquitrabe y ahí amaneció. Después vino el ataque de las llamadas autoridades. Eso fue un 23 de julio de 2006. “Ese día la seguridad del estado me llevó para el cuartel conocido como El Punto, en la salida a Las Tunas. Allí me vociferaron, me ofendieron y me amenazaron mil veces. En esa instancia policial me fabricaron una causa por ofender los símbolos patrios. Luego mi familia quedó abandonada, mi niño de cuatro años se vio sin ningún amparo ya que soy el sostén de ese núcleo familiar. Me sancionaron a un año de privación de libertad que cumplí en la Prisión Provincial de Las Mangas; en ese sitio conocí a José Luis García Paneque, Jorge González Tanquero y Félix Navarro, de la causa de los 75. A los pocos días pude comprobar directamente a qué suplicios someten a los presos políticos y las amenazas y vejaciones por las que intentan hacerlos pasar.
“Llegué como miles de jóvenes, sin saber qué era una prisión. Allí fui amenazado por el hoy mayor Núñez de la seguridad del estado. Enseguida me encerraron en un salón un grupo de matones armados con cuchillos. Al frente de ellos estaba el recluso Nilson que era del Consejo, todos actuaban bajo la libertad que les otorga la seguridad del estado, la seguridad penal y los jefes de orden interior. Me dijeron que me iban a matar si me manifestaba contra el gobierno, que estaban autorizados por todos los jefes. Son personas que son utilizadas de forma sádica para implantar el terror, que es la única disciplina que conocen las autoridades penitenciarias. Este Nilson después murió en una prisión de Manzanillo, por provocar la muerte del recluso Yuliet, un joven homosexual de 19 años que habían ‘comprado’ entre una prisión y otra. Al tal Yuliet lo asesinó uno llamado Negrito. Después le cobraron a Nilson la muerte de Yuliet.
“Allí recibí golpizas y muchas restricciones por manifestarme como un opositor al gobierno. Después caí preso otra vez por ‘desacato a la figura del Comandante en Jefe’, que es como se llama esa causa que ha llevado a tantos cubanos a prisión. Me aplicaron la ley cuando ya este auto titulado Comandante en Jefe no fungía como Presidente. Me sancionaron a dos años, que cumplí entre las prisiones Las Mangas y la conocida como El secadero. En la Provincial recibí varias palizas, inducidas por el Tte. Coronel Modesto y ejecutada una de ella por el 1er Tte Silvera un día 2 de septiembre. El reeducador Eddy estaba al frente de la guardia y me enviaron herido para la celda de castigo sin atención médica. Allí pasé mi cumpleaños un 6 de septiembre. No me dieron visitas, no dejaron que mi familia me viera sino después de dos meses cuando se me desaparecieron los hematomas de todo el cuerpo.
“Cuando yo oí el disco donde aparece una lectura de ‘Contra toda esperanza’, de Armando Valladares, me parecía estar oyendo otra vez los gritos de los presos, los abusos de los carceleros, era como vivir otra vez la prisión porque todo lo que cuenta es exactamente real y hoy tal vez se haya multiplicado. En las prisiones cubanas se sigue asesinando y torturando, continúan humillando a las familias de los reos y con los de carácter político se agudiza más la situación.
“Ahora, además de militar en el Partido Republicano de Cuba y ser un activista de la Alianza Democrática Oriental, soy Misionero de la Primera Iglesia Bautista de Bayamo. Mi pastor es Samuel Columbié Iglesias, que ha sido reprimido por la Seguridad del estado varias veces. A pesar de lo que he pasado, a mis represores les digo que se arrepientan, que no se sigan manchando las manos de sangre. Y a los que tienen secuestrada la felicidad de Cuba, que se acuerden que somos creados todos por un mismo Dios, que se arrepientan antes que sea tarde para ellos. Cuba necesita vivir en libertad como otras naciones del mundo. Los cubanos tenemos derecho a ser libres y por eso muchos luchamos”.
Me fui tarde en la noche de Bayamo, la tierra de Céspedes y Fornaris. Me fui sin una foto de Yoandris, pero con sus palabras almacenadas en un bolsillo. Esta es una voz que debe cruzar las alambradas, me repetía yo mismo a cada instante.

Pd: Yoandris Gutiérrez Vargas vive en Calle 19-A No. 11, e/ 12 y Libertad, Reparto Zamora, El Valle, Bayamo, Granma.

telefono: 23 445762

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Dime con quién andas

Foto/Luis Felipe Rojas


Entre el aburrimiento y la curiosidad, hace poco me puse a sacar cuentas de mis relaciones personales de los últimos años. La geografía de mis roces humanos ha cambiado de manera considerable. Cuando hago un balance de aquellos amigos míos que cruzaron el mar, los océanos y otras fronteras y no están junto a mí, también me doy cuenta que algunas relaciones indeseables han rondado mi existencia
.
Aunque no son amigos míos, periódicamente me las tengo que ver con mis interrogadores policiales, los soplones de barrio y otros seres que mal se ganan la vida debido a su diferencia ideológica con los demás. Este es el rosario de represores con los que he hablado más en los últimos tiempos que con mis primos y tíos que viven al otro extremo de la isla. El Tte Saúl Vega, el Mayor Charles, capitán Instructor Penal Luis Quesada, Mayor Roilán Cruz Ojeda, el oficial Caneyes y el capitán fiscal militar Juan Carlos Laborde, todos en Holguín. En Guantánamo el Tte Coronel Caraballo, en Baracoa los mayores Diesel Castro Pelegrín y Gerneidis Romero Matos, este último jefe de enfrentamiento de la Seguridad del Estado en la Villa Primada y, paradojas de la vida, una de las más decepcionantes experiencias fue con la capitana Ariuska, del cuartel del G2 (Operaciones) en Guantánamo. Esta dama de verdeolivo me juró, casi parada encima de la constitución que dice defender que ‘el gobierno cubano se guarda la potestad de permitir quién va o no de a una provincia a otra’. De igual modo, tengo en mi memoria el día en que el citado capitán Laborde, después de comunicarme que la fiscalía militar desestimaba mi denuncia contra los oficiales de seguridad, se inclinó sobre la mesa y afirmó que esa era una oficina para de recepción de las quejas del pueblo, que yo era del pueblo por haber nacido aquí, pero por atentar contra los poderes del estado socialista quedaba fuera de algunos beneficios.

Son relaciones peligrosas a las que te ves abocado por las circunstancias especiales de vivir en una dictadura, una sociedad cerrada.

19 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Un museo para la violencia

Foto/Luis Felipe Rojas


Hace solo un par de semanas me lo dijeron y no lo podía creer. En mi vecina ciudad de Holguín está por inaugurarse el Museo de la Clandestinidad. Están remozando el edificio, han invertido un dineral en maderas caras y accesorios para la mejor escenografía.
Es el inmueble donde hace más de medio siglo estuvo la oficina comercial de la Cuban Air. Un 23 de noviembre de 1957 un comando del Movimiento 26 de Julio acribilló a balazos al coronel Fermín Cowley Gallegos, jefe del Regimiento de la Guardia Rural en Holguín. Hacía un año habían muerto muchos cubanos bajo las denominadas Pascuas Sangrientas. El encono fue tal que fueron asesinados más cubanos después de eliminado Cowley, quien a su vez había practicado una ola de terror en Holguín.
Ahora, 54 años después, en el lugar de aquel hecho sangriento van a exhibir las armas, algunos bonos del 26 de Julio, documentos y cuanta parafernalia sirva para recordar una etapa de odio y violencia entre cubanos que un día no se entendieron, tomaron las cuestiones del país como se arregla una pelea doméstica y se fueron a la guerra.
En este “Museo de la clandestinidad” les mostrarán a los jóvenes y adolescentes unas ropas ensangrentadas y resecas por el tiempo, unas tenazas y alicates para sacar las uñas, unas fotografías de la calle donde se estacionó el automóvil del coronel y su chofer antes de ser ultimados.
Ayer pasé por la calle Libertad, esquina a General Ángel Guerra y no lo podía creer. No tengo, por supuesto, el cómputo de gastos que están haciendo, pero con ese dinero podrían arreglar un cine, reabrir una biblioteca o instalar unas computadoras y prestar servicio de internet. Si les pareciera mucho pudieran repara un parque infantil o invertir en el museo de Ciencias Naturales, que se va derrumbar en cualquier momento. Pero debo de estar soñando, para una autocracia no hay nada más gratificante que animar una y otra vez su aureola de guerrero duro, su espíritu de violencia, y se lo tienen que inyectar a las nuevas generaciones, con eso buscan el relevo.

10 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Una feria, una furia

foto/Luis Felipe Rojas


Hace apenas unos días termino en Holguín la vigésima edición de la Feria del Libro, proveniente de La Habana, con su carácter inter internacional, allá, pero con carácter reducido a un montón en provincias.
Cuando pasé por los pequeños espacios donde se exhibían los libros para vender, parecía que había dos ferias, dos países, dos provincias. En la TV nacional se estaban promocionando a todo bombo los libros de testimonios de militares en sus guerras por el África, los discursos, escritos y otros documentos de FCastro. Por la pantalla pasaban las jolgorios de las editoriales del Ministerio del Interior, las novelas policiacas donde siempre capturan a los bandidos y otras lindezas más.
Pero a la feria que se le echa de menos es aquella donde había verdaderas novedades literarias, de carácter político o social. Eran los días en que se colaban libros, que aunque molestaran un poco a los ojos vigilantes del aparato ideológico del PCC, terminaban de todos modos en las manos de los lectores. Los debates francos y abiertos antes del radicalismo de última hora, ese que prefiere aupar una llamada Colección del Bicentenario (de la Independencia americana) antes que sacar a la luz algunos textos clarificadores del pensar social de hoy mismo.
Me resultó risible lo que en Holguín vi: Una carpa donde se mostraban libros y algunos parroquianos felices y expectantes con una cuadrilla de policías y uniformados del MININT detrás. Me pregunté ¿Qué cuidaban, qué buscaban, qué defienden? Todavía en una de las cerveceras a granel, las llamadas “Perreras” donde los cubanos van a vaciar sus penas a través de aquel caldo fermentado, va y hace falta alguna autoridad para calmar los ánimos (nunca a bastonazos, eh?)pero en una estantería de libros…
Con la reducción de los presupuestos se volvieron a presentar libros que hacía meses andaban rodando por las más oscuras librerías de toda la isla, pero son exhibidas como novedades literarias. Aquella vieja costumbre de ir cada semana o cada mes a la librería y encontrar, siempre, alguna publicación reciente, se ha perdido de una buena vez. Son dislates, apremios de una feria que va para menos en cada ocasión, como la euforia, que al instante vuelve a bajar.

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

El suplicio de Néstor: Otra vez

Foto/Luis Felipe Rojas


Al igual que Tántalo con su piedra obligado una y otra vez a subir la cuesta, Néstor Rodríguez Lobaina lleva esta ultima detención arbitraria como castigo a su actitud de desobediente civil irreparable. Desde el 9 de diciembre de 2010 Néstor está encerrado entre asesinos, pederastas y violadores, entre rateros y estafadores, entre hombres que un día perdieron el rumbo de su vida. Esto sin duda es un castigo demasiado cruel para un apersona como mi hermano Néstor. un ser que hace veinte años decidió abandonar los billetes que le pusieran en la escuela y lanzarse a decirle más de cuatro verdades a los dueños absolutos del poder en Cuba.

Cuando escribo estas líneas Néstor lleva más veinte días en huelga de hambre, alimentado ahora por vía parenteral y bajo la amenaza de irse de este mundo como lo hicieran Boitel y Zapata.

Después de comenzar su período de abstinencia de alimentos lo encerraron en una celda en el Combinado de Prisiones de Guantánamo y le cerraron la llave del agua por varios días según le dijo a su hermano Rolando Rodríguez Lobaina unos días después cuando le autorizaron una breve visita, por eso, cuando le permitieron después ese servicio Néstor cerró filas y se negó entonces a ingerir líquidos.

EL fue detenido de manera arbitraria el 9 de diciembre delante de su hija Dayana de diez años de edad. Lo metieron a la fuerza al carro de policía, lo golpearon, ha dicho la hija. Se lo llevaron a él y la dejaron sola en la calle por eso la pequeña regresa casa llorando y en un estado deplorable.
El día cinco supe por su padre Ramón Rodríguez que a pesar de haber permanecido todos estos meses en la cárcel sin juicio ni acusación formal ya tiene abierto un proceso judicial bajo el número de expediente 31 de 2011 por atentado y lesiones.
El supuesto atentado se refiere a agosto del 2010 cuando su casa en Baracoa fue apedreada por simpatizantes del gobiernos, estudiantes voluntarios y agentes de la policía Su residencia fue la destruida por las tropas de asalto. Se lo llevaron a él a su hermano y a tres activistas más hasta encerrarlos en las tenebrosas celdas del cuartel de operaciones del G-2 situado en la ciudad de Guantánamo.

Según dicen los acusadores ‘provocó lesiones a una menor’ pero lo que no han dicho es que la menor ya tiene dieciocho años, es militante de la Unión de Jóvenes Comunistas y su testimonio ahora revela que no estaba en el momento de los hechos si no que “iba pasando” en un ciclo taxi cuando una botella la golpeó.
Por estos hechos espera Néstor un juicio, sin embargo ahí no paran las acusaciones contra él si ser ‘expedientado’ aún.
Lo acusan de desorden público y lesiones. Por la primera causa le piden cuatro años y por la segunda uno.
Esta es la petición fiscal. Según el abogado continúa la fase preparatoria pero no tiene el número del expediente. En la anterior condena de seis años fue salvajemente golpeado por un recluso común de apellido Duvergel, en ex policía que fue instigado por la llamada Seguridad del Estado. Néstor sufrió fractura en la mandíbula y estuvo varios meses ingresado en un hospital alimentándose solo de compuestos líquidos. Años después Duvergel confesó a la familia de Néstor la verdad ‘que lo había hecho por órdenes y no por voluntad propia.
Néstor Rodríguez Lobaina realiza una huelga de hambre. Solo pide ser liberado ya que se considera inocente. La familia pide al mundo atención y solidaridad para reclamar la libertad del civilista. Sus hermanos de la oposición estamos advirtiendo que esta puede ser una muerte más en las prisiones de Cuba. Una marcha que el poder castrista estará agenciándose gratis.

12 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Hoy sólo escribo una excusa


Los testimonios que por teléfono me dieran Ramón Rodríguez y su hijo Rolando de lo que está viviendo Néstor Rodríguez Lobaina en una sala de penados del hospital provincial de Guantánamo fueron muy fuertes.
La noticia de la muerte de mi abuela María horas después me dejó incapaz de componer para hoy un post coherente y preciso como ustedes se merecen.
Mi dulce María descansa en paz y sé que Dios la acogerá en su seno como debe ser. Pero con Néstor no se qué ocurrirá mañana. No quiero creer que otro hombre cubano, mestizo y eterno defensor de los derechos humanos en Cuba ya esté dando los primeros pasos por el mismo sendero que transitó Orlando Zapata Tamayo.

 

9 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Emplastos para salvar un país

Foto/Luis felipe Rojas

El Consejo de Ministros de Cuba amplió su quorum para sesionar el pasado 28 de febrero. Computados ya casi treinta mil planteamientos en reuniones para las discusiones de los lineamientos los jerarcas de verde-olivo se apuran a poner curitas en la maltrecha sociedad cubana.
Ahora resulta que el proceso de disponibilidad no es un fin, si no el modo de recuperar no se sabe que eficiencia. A cincuenta y dos anos de administración arbitraria las manos directrices han sido avisadas del mal mayor en el eco sistema cubano. Miles de caballerías de monte virgen destruidas para la siembra de caña de azúcar que ahora no son del interés económico buscado provocaron un mal difícil de arreglar. Suelos calcinados y salitrosos que perdieron definitivamente su feracidad son un saldo a la vista de todos. La instalación a toda máquina de una infraestructura hotelera en los cayos adyacentes para lograr las mejores playas ha desecado lagunas naturales y han traído la pérdida de arena y la vida vegetal en las costas cubanas.
El próximo congreso comunista previsto para abril diseña así su plató. Ahora tendremos que creer que hemos gozado y estamos gozando de los beneficios económicos de una Habana Vieja salvada por los sacrificios mesiánicos de Eusebio Leal. La brigada especializada de la policía nacional revolucionaria que trabaja en el casco histórico ha operado mas en el campo del acoso a los ciudadanos que se acercan a los turistas buscando una migaja o una amistad matrimonio o imple intercambio comunicativo humano que para salvaguardar la tranquilidad ciudadana.
En estos días he visto camiones repletos de obreros y profesionales rumbo a la siembra de caña a manera de ‘cambio de labor’ o ‘trabajo voluntario’. Está sucediendo en varias provincias del Oriente del país. Es la nueva estrategia el chantaje institucionalizado hacia aquellos que intentan afianzar su idoneidad para cuando llegue el despido masivo. La puerta abierta para los que resulten disponibles.
Hay que estar atentos, son coletazos de un país, de un gobierno que se busca a sí mismo en medio de una crisis… que pasa de cincuenta años.

 

15 comentarios

Archivado bajo Uncategorized