Archivo mensual: junio 2010

El objetivo ahora es Reina OZT.

Reina Luisa el pasado sábado 26 de junio fue nuevamente golpeada y agredida por policías políticos y uniformados en Banes. El hecho se produjo a unos cien metros de la casa de la madre del mártir cubano Orlando Zapata Tamayo cuando dos damas de apoyo intentaron visitarla y las autoridades de la localidad se abalanzaron contra ellas para arrestarlas. Avisados del hecho Reina Luisa y sus hijos acudieron a socorrerlas e impedir la acción brutal acción policial.
Caridad Caballero Batista, una de las agredidas me manifestó que ningún poblador de la zona se sumó al hecho y que esta vez solo ejecutaron la acción los militares. Agregó además que Mariblanca Avila de constitución física más delgada recibió mayores atropellos por lo que pasadas veinticuatro horas de los golpes se sintió mal y fue llevada al hospital de Velazco, municipio de residencia de la señora y en la tarde del lunes 28 continuaba ingresada y recibiendo atención médica.
Reina Luisa aún con traumas fisicos de los golpes y torceduras que recibió me precisó vía telefónica “Los incidentes ocurrieron en plena calle ante los ojos de todos los vecinos que atónitos expresaron rechazo ante el hecho”. Arrastraron a mi nieta una menor de edad, a mi hijo le fracturaron un dedo, a mí me golpearon y quebraron un dedo, a Cari Caballero la maltrataron y lo peor se lo hicieron a Mariblanca Avila.
Además explicó “Fíjate si fueron violentos y ellos saben que lo que hicieron se salió de nivel que al día siguiente en un hecho inusual me permitieron asistir a misa sin ningún tipo de actos de repudio ni turbas traídas de no sé donde para gritarme obscenidades y ofensas. Incluso uno de esos policías políticos el mayor Roilán del G-2 estuvo en mi casa para decirme que lo que habia sucedido el día anterior se estaba analizando y que se vería eso con los ejecutores”.
“Son tan malvados que me dejaron ir a la iglesia para tapar lo que hicieron el sábado por la tarde y que yo no denunciara los hechos. Pero yo responsabilizo a todos esos policías con cualquier complicación que se le pueda presentar a Mariblanca. Ellos y sus superiores porque lo ordenan y permiten como mismo ordenaron y permitieron el asesinato de mi hijo Orlando Zapata.

13 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

El cubil más temido.


En cada provincia hay una edificación custodiada por erectos soldados que dicen defender la seguridad del estado cubano, pero a fuerza de garrote, zancadillas y otros tipos de chantajes. Son las sedes de la Seguridad del Estado (G-2).
En Holguín, se ubica en calle Agramonte, e/ Maceo y Libertad.
Estas imágenes que ven hoy son de Guantánamo, del edificio Lily Modas, una conocida tienda. La tienda de marras está en los bajos, pero en los altos alberga las tenebrosas oficinas de donde salen las órdenes para torturar libremente en las prisiones, detener a los inconformes en la ciudad u otro sitios, confiscar teléfonos móviles, computadoras o retener los permisos de salida de médicos, maestros u opositores que desean viajar al mundo libre.
Esas oficinas cerradas a cal y canto, y a las que se accede solo con un carné o contraseña maldita, son testigo de la opresión y el vejamen que ha sufrido un pueblo por cincuenta años.

13 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Cuba material.

foto/Luis felipe Rojas


Hoy mis vecinos sacrificaron un cerdo. Tienen un hijo que se graduará en la Universidad de Ciencias Informáticas y con el dinero de la venta de la carne quieren regalarle un reproductor de DVD como estímulo cuando finalice el curso.
Como las predicciones económicas no son nada favorables, algunos prefieren adelantarse y adquirirlo porque… luego podrían desaparecer de las tiendas, del alcance de las manos de los que están más abajo en la escalinata social.
Por hoy, los padres del futuro graduado universitario han echado mano a la más reciente historia del desastre por allá por 1989, cuando una mañana amanecieron las tiendas vacías y todo se nos vino encima. Días en que una penumbra nacional nos obligó a incorporar a nuestro léxico la frase “estamos en Período Especial” y debemos prepararnos para la opción cero si fuera necesario’.
Gracias a esa memoria colectiva de resistir y sobrevivir hay quienes tienen un olfato muy fino para advertir ciertos temblores que no son telúricos precisamente.
Algunos habitantes de Playa Guardalavaca (tercer polo turístico del país) se trasladan hacia la casa de familiares o amigos en la ciudad de Holguín y dejan el lugar donde viven para alquilarlo durante el verano. Serán ocho
semanas en las que obtendrán una buena cantidad de dinero para las reparaciones menores en la vivienda, comprarán unos jeans de moda o zapatos deportivos de marca y pasarán un día con un poco de bebidas y carne asada. En Cuba eso da la apariencia de que uno sigue vivo.
Meses atrás unas amigas de mi esposa se iban a La Habana a buscar ropa reciclada, que solía ser de segunda mano. Hace un tiempo perdieron el interés. Ahora no les da resultado, muchos capitalinos que trabajan en ese
ramo cambian la ropa ya usada de ellos mismos por las que sacan de los almacenes de importación y las venden fuera del alcance administrativo. Así cuando vas a esas ‘shopitrapo’, como se les dice popularmente, puedes
encontrarte con ropa recocida o con pespuntes de diversos colores… una chapuza. Como es algo que no se vende, tampoco es de interés viajar setecientos kilómetros por gusto.
Son noticias de la supervivencia humana. Es difícil vivir a la velocidad de un país que gira en contra de las manecillas del reloj.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Primera parada Twitter


Con el aviso-sugerencia dos días antes de nuestra amiga Yoanis Sánchez,nos pusimos en consonancia. Una semana antes habíamos acordado vernos en Holguín para hablar sobre la blogósfera cubana, sobre cómo postear en
condiciones tan anormales como vivir en el oriente de Cuba y cómo hacernos de la herramienta twitter y en qué momento.
Entonces nos llegó la idea de la sentada o Twitup. Y aquí estábamos el 9 de junio a las 3:00 pm. Lo que ven al fondo en las fotos es un bosquecillo que se llena de bebedores, negociantes y buscavidas a toda hora.
Les explico. De los nueve que fuimos al “Feliú Leyva” (la cervecera de cerveza a granel a donde va medio Holguín) sólo dos teníamos cuenta en twitter, pero los demás no tenían los cuatro pesos convertibles para iniciar su cuenta en la máquina mágica de los 140 caracteres pero sí la intención de aprender cada detalle para abrirlas después. Quisimos intercambiar criterios. Soñar que lo hacíamos.
Una breve introducción, el ejemplo de los bloguers iraníes, sus pares chinos, de Barheim, Somalia y Venezuela y con eso bastó para encender la mecha, para prender esa llamita de emoción y entusiasmo hacia la libertad.
Este es uno de los más claros ejemplos de querer y no poder. Los que ustedes ven en esas fotos darían más de lo que tienen por unos minutos libres de Internet y una que otra recarga en sus móviles para “alumbrar”
con sus noticias zonas tan oscuras como Baracoa, Buenaventura, Antilla o Manatí.
De todos modos nos fuimos convencidos de que valió la pena encontrarnos, soñar con un día twittear todos a la vez rabiosamente sobre una etiqueta que atraviese los muros corroídos, detrás de los que se esconden los
mandamases verdeolivos.
Y eso puede ser cualquier día. Mañana tal vez.

18 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

¡Esta es tu casa!

Fidel ¡Esta es tu casa! Así rezaba una esquela de adulonería de los enamoradizos con la pachanga verdeolivo de 1959. Recuerdo aquella esquelita en la puerta de la casa de mis tíos en Pilón de Manzanillo. Una casa con techito a dos aguas, sostenida por las cinco columnatas, tres azules y dos blancas, que forman la bandera cubana.
La señora de la foto, vive en una parada de autobús en Guantánamo. Tomó el local público a falta de vivienda después del huracán Lily y desde entonces vive como puede o la dejan respirar las tormentas tropicales, el calor del oriente cubano, los mosquitos, roedores y demás alimañas que no voy a mencionar por ser muy conocidas por la mayoría de los cubanos.
Los ojos de esta mujer no dicen otra cosa: “¡Venga y pase aquí su convalecencia, Comandante!”

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

A cuenta gotas.


En medio de una crisis de recursos naturales, los otros recursos, los que tiene que proporcionar la movilidad y la eficiencia en Cuba han escaseado bastante.
A menos de veinte kilómetros del Cauto, río más caudaloso de Cuba, Monguito, Jerónimo y Rafael, tres de los aguadores que llevan en sus roídos carromatos el agua a sus vecinos, viven la más absurda de las burocracias.
Una toma de agua que debiera ser colectiva está custodiada por un inspector que les cobra un peso cada vez que llenan sus tanques. Una oficina de control les exige varios títulos de propiedad y mantenimiento que deben mostrar, renovar y volver a certificar en cada ocasión, además de los impuestos inventados en el camino.
Para estos aguadores el suplicio no termina nunca. Con cada sacudida de la economía nacional los burócratas de asuntos tributarios les aprietan más el gaznate.
Los que necesitamos el agua vemos cada día alejarse como una sombra o un sueño la posibilidad de un sistema de acueducto para dejar para siempre la costumbre de echarnos agua con un jarrito o tener cada mañana que sacar agua del pozo tirando de una soga, abrir la boca de la cisterna y que nuestros gritos se queden en el fondo como un lamento.

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Sanidad: ¿masificación o tortura?


Me lo contó Rafael Jiménez, un tipo que ha recorrido el país comprando gomas de bicicletas, vendiendo palomitas de maíz y pidiendo “agua por señas”.
En “Yerba de Guinea”, “Buenaventura”, “Céspedes”, Jatibonico y Jagüey Grande y el puente de Nueva Paz, te bajan del camión o el ómnibus Yutong y fumigan el interior y los maleteros. Fumigan porque es una campaña, dice mi amigo el viajero, cuando se acabe nos pueden comer los mosquitos que a nadie le importará.
A la salida de Santi Spiritus hace casi un mes nos bajaron, pero antes de fumigar vino un jeep militar de la Guardia Operativa de la policía, revisó los paquetes de los viajeros, se llevó dos bultos de los que no aparecieron dueños, también a un señor que llevaba una carga de pescado congelado y a un muchacho con doscientas tabletas de chocolate de Baracoa. Se llevaron a los inculpados y la motomochila empezó a ronronear con su vómito de humo.
Los chicos de la campaña antivectorial se ajustan las máscaras y apuntan con su humareda hacia la cola de vehículos que se ha formado en unos minutos.
Dice Rafael que desde hace un mes lo piensa mejor para salir a correr mundo.

8 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Ingeniería al día.


La inventiva popular no tiene fin. Eso tiene que ver con las crisis y no
creo que seamos iniciadores de algo en ese tema, pero hay que reconocer que los cubanos, si no tienen un récord, al menos poseen un buen average en
sustituir lo que buscan y no encuentran.
En los puestos de venta artesanales he visto componentes de lavadoras
soviéticas (que dejaron de importarlas hace más de veinte años) y piezas de
batidoras fundidas en calamina y otras aleaciones.
En Mayarí compré por el módico precio de diez pesos una docena de
presillas plásticas para tender la ropa lavada, hace tres años, y están
intactas.
Los primeros juguetes de mi hijo Malcom los compré a los vendedores
ambulantes, son copias de plástico retorcido y fundido, pero gracias a ello
vi a mi niño jugar con su grúa con escalera, un juego de soldaditos y una
espada estilo Escalibur.
Una joven minusválida que vende quincallas y artesanías en el portal de su
casa me vendió uno de los interruptores eléctrico que aparece en las fotos:
está echo con un pedacito de madera y una tapa de dentífrico Perla, la
pasta dental que nos venden por la libreta de racionamiento. Los
interruptores más usados son los que hacen con los tubos plásticos de
desodorante, con la misma funcionalidad: enroscar para encender y
desenroscar para apagar la luz.
A falta de cinta adhesiva, utilizamos tirillas de bolsas de nylon, como se
usan los jarros, orinales, vasos, cucharas, platos y bandejas plásticas,
hechas en una fundición casera para paliar esta escasez que dura un siglo.
Aún así, creo que cada solución criolla es un grito de protesta contra
quien nos tapó el hoyo en el muro por donde se ve el mundo civilizado.

1 Comentario

Archivado bajo Uncategorized

Ponerle el cascabel al gato.


Le he preguntado a algunos amigos míos que estudiaron economía y la ejercen lo mismo que les pregunté a otros que están inmersos en el ciclón del descalabro económico: ¿Cómo enhebramos las aspiraciones de la gente común con la falta total de producción en el país?
Noto que mi pregunta los deja atontados. Ellos no ‘planifican’ la economía, no deciden. Forman parte de ese todo que tiene que esperar las decisiones de los mandamases de un país en guerra.
Por esos días los periódicos cubanos publican opiniones de los lectores sobre la futura cooperativización de la gastronomía y servicios menores.
Son cartas dirigidas a los órganos de prensa del partido único en que solamente se publican los pareceres de quienes arreglarían el socialismo a su antojo, pero bajo la mirada aguileña del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
Me interesa este tipo de comentarios, es de las mejores metáforas que se puedan hallar: todos quieren cambio, pero dentro del mundo rancio del control totalitario, quieren elevar su calidad de vida, pero a fuerza de la
solidaridad impuesta a los cubanos, bajo pena de dejarnos sin servicios médicos, hoy exportados a Venezuela y demás consortes del ALBA.
No voy a recurrir al manido argumento de decir que el Granma me parece de otro planeta porque vivo en el mismo país donde la gente usa como papel higiénico, el único documento donde se publican sus logros y hazañas como si no fueran una mentirita más.
Holguín, la provincia donde vivo, ha intentado mil veces restablecer los planes de viandas y hortalizas, pero una y otra vez, cuando logran algo lo llevan a otra provincia o penetra sigilosamente al mercado negro, donde nos
chupan sin remedio la última gota de sangre en el mes.

11 comentarios

Archivado bajo Uncategorized