Archivo mensual: diciembre 2009

Navidad bajo reclusión domiciliaria

Después de dos meses preparando la fiesta de navidad donde mi hijo Malcom se presentaría en la iglesia del pueblo tuve que conformarme con las fotos, los recuerdos de sus palabras y lo que me contaron.
Esa tarde se presentó en casa un Jeep de la guardia operativa tirando estruendosamente las puertas y me pidieron que los acompañara a la jefatura de la policía. Tuve que ir antes de que me decretaran el delito de desacato y resistencia, tuve que ir cuando vi los ojos asustados de mis dos niños, el espanto en la cara de la gente de mi casa: dos ancianas de más de 70 años.
El motivo de la detención estaba en que no me uniera a la protesta que en Holguín lideraba Jorge Luis García “Antunez” porque se reconozcan los derechos de los presos políticos como la hora de sol, la adecuada atención médica y el traslado hacia sus lugares de origen a otros más cerca.
Orlando Zapata Tamayo protagonizaba una huelga de hambre en la tenebrosa prisión Kilo 8 de Camaguey y su madre Reina Luisa Tamayo Danger lo apoyaba desde las afueras del recinto penitenciario y a mí me encerraron para que no reportara de la solidaridad de muchos. Junto a mí se llevaron a José Antonio Triguero Mulet, un activista de derechos humanos de 66 años de edad.
Ese 25 de diciembre enfrenté ocho horas de encierro. Tuve que enfrentar a un joven agente del orden público que en el ‘cacheo o registro personal’ quiso tocar demasiado mis glúteos. Ahí terminé el registro de rigor y la tocadera de descaro.
Dos días después, el domingo 27 volvieron a meterse en mi casa frente a mis niños, otra vez. Pero ni antes ni entonces me pudieron explicar porqué no me mostraron el documento oficial de detención.
Mi esposa Exilda Arjona lanzó mensajes de texto a todos el día 25 para contar que me habían detenido pero ya el 27 se abalanzó con los dos pequeños hacia la “Comisaría’ municipal bajo el frío y el sereno de la noche y emprendió su perorata de defensa.
Me liberaron ya tarde en la noche, otra vez junto a Triguero Mulet.
Allí oré hasta quedarme ronco, oré en voz alta hasta aturdirlos de amor. Dos horas de oración continua. Y me soltaron.
El lunes 28 la amenaza y asedio pasó a ser telefónica. Un oficial, un tal Rodolfo Cepeda, llamó para amenazar a mi esposa con lo que dice él me hará si me acerco a la casa de Cari Caballero donde Antúnez todavía continuaba junto a diez personas más en la protesta cívica.
Aquí no hay patrullas con sirenas sonando por las calles. Un jeep verde, un tractor, dos jóvenes en bicicletas… los dispositivos de vigilancia y control tienen sombrero de yarey y están vestidos de paisano.

14 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Desde la cárcel Kilo 8 de Camaguey un grito de libertad.


Nadie puede impedir que   los anhelos de libertad y el grito de denuncia de Orlando Zapata Tamayo sean sofocados. Para él  no existen muros, ni rejas, ni alambres.

El  valiente negro holguinero está  desde el 3 de diciembre  castigado en una celda de la cárcel Kilo 8 de Camaguey. Allí fue conducido por la fuerza de los carceleros desde  la Prisión Provincial de Holguín donde cumplía un año más de los tantos que le han decretado desde el 2003 hasta la fecha.

Pero no está solo porque afuera de la cárcel su madre Reina Luisa Tamayo exige una respuesta a tanto horror y maltratos y adentro muy cerca de la celda de castigo donde lo tienen dieciseis presos lo apoyan  y se sumaron a esa protesta cívica –la huelga de hambre- única opción del preso cubano.

Uno de ellos logró burlar el control y  vía telefónica llamó a    Holguín para que  la información quedara en una cinta de grabadora y que todos pudieran escuchar en la voz de las  víctimas    que reclaman, al menos, que les den una hora de sol, que no los envíen a celdas de castigo por solo pedir  la atención médica y las visitas familiares que requiere la ley de los encarcelados y que saben pedir muy alto que caiga la  dictadura.

Esa voz cruzó las alambradas…

17 comentarios

Archivado bajo Uncategorized